domingo, 30 de diciembre de 2007

CONCHAS MARINAS

Cuando uno va a la playa solo piensa en llegar, colocar la sombrilla, tomarse algo en el chiringuito, darse algun chapuzón y de vez en cuando darse un paseito por la orilla de la playa. Fue en unos de esos paseos cuando me inicie en el coleccionismo de conchas marinas, hace ya bastantes años, la marea atraía a la playa gran variedad de gasterópodos que pronto me llamó la atención y ese año mi distración playera fue la recogida de esas pequeñas joyas que me brindaba el mar.
Así, cada año me he ido especializando un poco más, al principio recogia los moluscos de mayor tamaño, más fácil de ver, pero con el tiempo he ido recogiendo los más minusculos, tanto que algunos no llegan a los 2 milímetros. Claro que para eso tuve que adoptar la tactica de recoger primero la arena y luego en casa con lupa y pinzas ir separando lo que me interesaba de la arena playera. Vaya paciencia ¡no!, pues para mí es un disfrute.



Posteriormente se va determinando el material extraido utilizando primero alguna lupa y sobre todo en el caso de las especies más minúsculas empleo una lente binocular; todo ello complementado con abundante bibliografia sobre clasificación de especies de nuestras costas.





Una vez catalogado se etiqueta el ejemplar, se le pone su nombre cientifico y el vulgar si se conoce, así como su lugar de procedencia, su tamaño y su recolector. Posteriormente se almacena en algun sitio protegido y que sea fácil de observar.



Continuará.......

3 comentarios:

Maria dijo...

Hola Salvi.

He llegado a tu blog, a través de un amigo común, Manuel, uno de tus " Reyes Magos favoritos".

Enhorabuena por tu fantástico blog. Y enhorabuena por el trabajo que tienes la suerte de desempeñar , siempre en contacto con la naturaleza, seguro que te colma de satisfacciones.

Tengo una duda que preguntarte, verás..

Hace dos años, en la playa, me encontré un caparazón de caracol... hecho guijarro, y pensé, cuantos años habrá sufrido el vaivén de las olas esta concha en el fondo marino hasta llegar a convertirse en un guijarro..

Quizás sea una pregunta de perogrullo, o quizás puedas respondermela tu..

Te mando la foto.

Por cierto, comparto contigo el gusto por fotografiar flores. Tengo fotos preciosas. Manuel te las puede enseñar.

Un abrazo Salvi. Encantada de conocerte, y enhorabuena otra vez por este blog magnífico.

Maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SALVI dijo...

Hola María
gracias por tus elogios y por acceder a mi blog
respecto a tu pregunta te puedo comentar lo siguiente:
la concha para el molusco es como un esqueleto externo que le da soporte y proteccion a su partes blandas. Cuando un caracol marino muere lo primero que desaparece son esas partes blandas ya comentadas, sin embargo su concha permanece y queda al antojo de las mareas, estas las arrastran a la orilla donde suele formar depositos conchiferos que poco a poco van desgastando la concha hasta llegar incluso a mezclarse con la arena y formar parte de la playa. El tiempo que tarda, pues seguramente dependa de muchos factores y ira en función de la especie, pero seguramente el grosor y fortaleza de su cocha sea la clave.
otra cosa, no he podido ver tu foto, si quieres mandamela a mi e-mail, haber de que concha se trata.
Quiero ir mejorando mi blog , aunque tengo poco tiempo para ello, Si te animas a hacer tú un blog dímelo y te pondre en el apartado de blog amigos.
un saludo y gracias por tus comentarios
salvi